Conferencia Magistral

Género y docencia: algunas reflexiones sobre la profesión y la práctica en la América Latina.

Nelly Stromquist

 

La conferencia magistral, que cierra el ciclo de actividades del XII CNIE: Género y docencia: algunas reflexiones sobre la profesión y la práctica en la América Latina, fue presentada por la Dra. Stromquist, quien es especialista en educación y género. Sus líneas de trabajo abarcan el impacto de la globalización en la educación, género y la equidad, tema principal del marco de este congreso.

La Dra. Stromquist, menciona que la educación juega un papel enorme en la continuidad de la sociedad, “hablamos mucho de la necesidad de la educación en el cambio social, los docentes son el marco clave del proceso educativo y reciben muy poca atención de las políticas educativas”, expresó.

En América Latina la enseñanza ha estado en  manos de mujeres hace más de un siglo, por lo que su presencia en las escuelas es mayor.

Su conferencia, abarcó cinco ejes principales:

·        La inserción social y personal de la mujer como profesional en el campo docente.

·        La experiencia de las maestras en la escuela.

·        El papel de las maestras en sindicatos docentes.

·        La preparación de las docentes en cuestiones de género.

·        El potencial discernible para que las docentes lideren cambios en el sistema escolar.

Las mujeres docentes son consideradas como personas comprometidas con su labor, aunque ese patrón no es universal, relacionan la emocionalidad y tienen un compromiso esencial con los niños, con el querer hacer una diferencia en sus vidas. Las relaciones personalizadas en la escuela pueden ser positivas en el desarrollo emocional de los niños.

La mayoría de las escuelas están marcadas por el género que ocupa un lugar importante en la formación de relaciones sociales, aunque en la mayoría se crean estereotipos.

Por último la Dra. mencionó que la docencia es algo que requiere vocación, además de tener una gran estabilidad laboral, los docentes no están involucrados con la investigación, ya que ellos tienen una participación directa con la práctica cotidiana.

Los profesionales del conocimiento y de la escuela son indispensables para una educación transformadora, concluyó.